domingo, 10 de marzo de 2013

If you were only mine...

Ayer entendí, pero no entendí. Dudé pero estaba totalmente seguro y confiado de mí mismo, ahora acabaríamos separados pero siempre habría un cumplido, estaremos siempre debajo del mismo cielo, en el mismo universo, los dos. Pero obviamente no me conformo con eso, esta imagen sería hermosa desde mi punto de vista solamente por hablar de lo que yo vivo ahora. Lo que quiero decir es que no es ningún encantamiento, es obvio, simple, pero frustrante pensar que para hablar de nuestra distancia hay que ser tan pesimistas. Es como rodar por diversión en un suelo donde más adelante te esperan espinas, o vacío. Reír simplemente porque no queda otra opción, y verdaderamente es decepcionante. Llorar en medio de mil preguntas que te retumban la cabeza, y pensar que lo hacen para ayudarte, pero en ese momento querés estar solo, pensar y todavía llorar más, si es el caso. Esta vez seré yo quien tome la iniciativa, y perdón si soy molesto, y perdón si soy muy lento y me aferro a mis sentimientos. Entonces me disculpo tal vez por vigésima vez por ser tan pesado. Pero ahora elijo y entiendo porque no me queda otra opción, y éste era el punto donde quería llegar, no me queda otra opción y lo deberías saber. Elijo ser feliz y hacerte feliz pero nunca decepcionaré tu maldito pasatiempo, me escandalizaré yo mismo si no logro lo que me propongo. ¡Porque no es sólo una tarea más de mi vida! ¡Porque vale la pena intentarlo! ¡Porque me enamoré de tu personalidad, y no lo puedo evitar! Entonces me río y lloro, pero no encuentro un punto medio, tengo calor y me abrigo para estar más seguro, para estar completamente seguro, ¡Sí! que alguna vez serás mía y sólo mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentar no muerde...